Language   

Sol en el andén

Pablus Gallinazo
Language: Spanish


Related Songs

Cinco balas
(Pablus Gallinazo)
Mula revolucionaria
(Pablus Gallinazo)
Hay un niño en la calle y un diamante en un baile
(Pablus Gallinazo)


"Anunció su última canción: “El sol en el andén”. La voz empezó a salir rota, quebrada, sin aliento, con una mágica y desolada soledad, como del fondo de un zapato roto. Tristísima, feliz, salvada de un naufragio. Seducía su calma, sus tormentas. Era una voz pura, torpe, carnal, se tropezaba con el alma antes de existir. ¡Me fascinó!

Tenía razón: no era un cantante de emisoras ni de cabaret. Era nada más, pero maravillosamente, un poeta que cantaba. Su voz hacía el efecto de un cuchillo oxidado abriéndose camino por la sangre hacia las regiones más lejanas y más secretas de la emoción. Embarazada de intimidad y júbilo. La letra se dirigía a la juventud con una enloquecedora poesía. Un deslumbramiento. Ese muchacho, quien fuera, y nadie de los que escuchaban lo sabía, era un gran poeta de mi generación.
(Cromos Nº2549. Bogotá 6 de agosto de 1966, pp.69-71)

Sol en el andén es la canción que escucha por la radio Gonzalo Arango y que se le presentó como una gran novedad, eran los días de gloria y fama de Gonzalo, en los que entrevistaba en la capital colombiana a sus compañeros de generación, a personajes destacados y a algunos de sus discípulos. Pablus Gallinazus fue uno de sus personajes entrevistados.

Sol en el andén es una narración sobre la guerra de Vietnam, pero que también es una historia de cualquier guerra en donde hay muertos y heridos, que como todos los que van a la guerra tienen amores y parientes. El joven Pablus solidario, amistoso y rebelde, como buen cronista cuenta una entre mil historias de la guerra de Vietnam. Tal vez recordando la famosa expresión de Hemingway cuando dijo “Que la muerte de un ser humano me compromete porque estoy involucrado con la humanidad”. Tal vez porque una guerra interna por el hecho de estar tan cerca no es tan fácil de contar, mientras que una guerra lejana se narra con mayor facilidad apoyado o ayudado por los medios de información."

Extraído de: https://neonadaismo2011.blogspot.com/2...
Mi ciudad está triste, triste está la estación, ahí juega una niña con los rayos del sol. Cuando el tren se detuvo esta mañana en la estación y bajaron Speek, Pickwell, Caldwel, el sargento, Norman, John y el muchacho que nos recomendaron en el frente mi amor, tú estabas esperando con los rayos del sol. He debido venir yo lo sé. Yo sé que te quedaste mirando al hombre de la banda que debía recibirnos con los rayos del sol. He debido venir, yo lo sé, he debido volver de la guerra en Oriente mi amor, pero yo no llegué. Te había prometido la medalla de honor, el hombre de la banda guardó en su maletita su trombón, y el último de todos el de la caja grande, el tambor. Después quedaste sola con los rayos del sol. Pienso que te arreglaste para verme después cuando tu madre se durmiera frente al televisor. Yo te mostraría las heridas y tú podrás acariciarme con tu boca mi amor, podrías, podrías…Pero ya no es posible… Cuando llegó el correo hasta Saigón la gangrena ya estaba adelantada y supe que nunca te vería mi amor. Cuando el general Wesmóbiland te prometió de pronto dos medallas de honor y te dijo que sin brazos y sin piernas serías feliz conmigo. Ahora en esta tierra debajo de esta mierda sé que te has ido para a la heladería con tu ropa celeste a olvidar mi regreso, el heladero Gin preguntará qué ha pasado conmigo y tú dirás la ciudad está triste, triste está la estación y ahí espera cariño tu medalla de honor.

2019/8/20 - 14:42



Main Page

Please report any error in lyrics or commentaries to antiwarsongs@gmail.com

Note for non-Italian users: Sorry, though the interface of this website is translated into English, most commentaries and biographies are in Italian and/or in other languages like French, German, Spanish, Russian etc.




hosted by inventati.org