Lingua   

Según el favor del viento

Violeta Parra
Lingua: Spagnolo


Ti può interessare anche...

Miren cómo sonríen
(Violeta Parra)
Arauco tiene una pena (Levántate, Huenchullán)
(Violeta Parra)
Canción final
(Violeta Parra)


‎[1962]‎
Testo trovato su Cancioneros.com

 Temas inéditos – Homenaje documental‎



La prima incisione di questa canzone (realizzata in casa con un piccolo registratore portatile) pare ‎essere quella documentata nell’EP “Violeta Parra. “Temas inéditos – Homenaje documental”, ‎pubblicato in Argentina nel 1987, dove “Según el favor del viento” si accompagnava a Arriba quemando el sol, o Y arriba quemando el sol, ‎‎“Hace falta un guerrillero” e Miren cómo sonríen.‎

El folklore de Chile según Violeta Parra ‎‎(la copertina è un autoritratto ad olio della stessa Parra.)‎
El folklore de Chile según Violeta Parra ‎‎(la copertina è un autoritratto ad olio della stessa Parra.)‎



Ma la canzone compare anche in una pubblicazione ufficiale realizzata dalla Parra in Argentina nel ‎‎1962, “El folklore de Chile según Violeta ‎Parra”, disco che però cadde sotto la mannaia della censura locale che impedì, per esempio, ‎l’inclusione di Porque los pobres no tienen.‎
Según el favor del viento
va navegando el leñero,
atrás quedaron las rucas,
para dentrar en el puerto.
Corra sur o corra norte,
la barquichuela gimiendo
‎–llorando estoy–,
sea con hambre o con sueño
‎–me voy, me voy–.

Del monte viene el pellín
que colorea en cubierta.
Habrán de venderlo en Castro
aunque la lluvia esté abierta,
o queme el sol de lo alto
como un infierno sin puerta
‎–llorando estoy–,
o la mar esté revuelta
‎–me voy, me voy–.

En un rincón de la barca
está hirviendo la tetera.
A un la’o pelando papas
las manos de alguna isleña;
será la madre del indio,
la hermana o la compañera
‎–llorando estoy–.
Navegan lunas enteras
‎–me voy, me voy–.

Chupando su matecito
o bien su pesca’o seco,
acurruca’o en su lancha
va meditando el isleño.
No sabe que hay otro mundo
de raso y de terciopelo
‎–llorando estoy–
que se burla del invierno
‎–me voy, me voy–.

Con su carguita de leña
que viene a vender al puerto,
compra su kilo de azúcar
para endulzar sus tormentos.
Ya está su cabo de vela
para alumbrar sus recuerdos
‎–llorando estoy–,
según el favor del viento
‎–me voy, me voy–.

No es vida la del chilote,
no tiene letra ni pleito.
Tamango llevan sus pies,
milcao y ají su cuerpo;
pellín para calentarse
del frío de los gobiernos
‎–llorando estoy–
que le quebrantan los huesos
‎–me voy, me voy–.

Despierte el hombre, despierte,
despierte por un momento.
Despierte toda la Patria
antes que se abran los cielos
y venga el trueno furioso
con el clarín de San Pedro
‎–llorando estoy–
y barra los ministerios
‎–me voy, me voy–.

Quisiera morir cantando
sobre de un barco leñero,
y cultivar en sus aguas
un libro más justiciero
con letras de oro que diga:
‎«No hay padre para el isleño
‎–llorando estoy–,
ni viento pa’ su leñero»
‎–me voy, me voy–.

De negro van los chilotes,
más que por fuera, por dentro,
con su plato de esperanza
y su frazada de cielo
pidiéndole a la montaña
su pan amargo centeno
‎–llorando estoy–,
según el favor del viento
‎–me voy, me voy–.‎

inviata da Bartleby - 30/11/2011 - 08:49



Pagina principale CCG

Segnalate eventuali errori nei testi o nei commenti a antiwarsongs@gmail.com




hosted by inventati.org